BEBÉTIPS - Rebeca Moreno

Llegamos con el bebé a casa, ¡arriba ese ánimo!



A pesar de la alegría con la que esperamos y recibimos a nuestro bebé, los primeros días post parto suelen ser complicados hasta para la más optimista. Aunque no puedo decir que sufrí depresión como si le ocurre a muchas, y es perfectamente normal, tengo que admitir que al menos los tres primeros meses se me hicieron eternos. Cuando se trata del primer bebé pega más duro, porque vienes de moverte con absoluta libertad y de pronto quedarte encerrada en casa con hábitos y horarios que debes respetar por el bienestar del nuevo miembro de la familia.  A continuación, y luego de analizarlo post segunda cesárea (el nacimiento de Alessia), comparto con ustedes algunas ideas que les ayudará a llevar esos días con más facilidad:



  • Debes verte y sentirte linda (aun con los kilos, cicatrices y marcas que suelen quedar,  que luego te vamos a ayudar a desaparecer, ¡ya verás!) lo prometo. Aunque estés encerrada en casa, el verte bonita para ti, para tu esposo y para aquellos que vayan a visitarte, elevara tu ánimo y hará que todos halaguen tu aspecto. Prepara con anticipación tu ajuar post parto y compra un par de monos bonitos o leggins cómodos que puedas usar con franelas de color.

  • Ten a la mano cositas ricas para picar y compartir con las visitas.  Tomar agua y no tener nada que ofrecer hace más aburrido cualquier encuentro.  Aprovecha esos pequeños momentos para distraerte y comer eso que tanto te gusta. El hacer dieta desde el día cero hace más extremos esos difíciles primeros días, déjala para más tarde, primero lo primero. Pídele el favor a tu esposo o compra las cositas un par de días previos al parto.

  • Aprovecha los ratitos libres cuando el bebé duerme para dormir, pero si te pasa como a mí, que me cuesta descansar, ¡manos a la obra! Aprovecha y ve seleccionando las fotografías para que las mandes a imprimir o prepara con antelación cartulinas, goma, tijeras y etiquetas para que armes tu propio “scrap book” (un álbum de fotos hecho con mucho estilo y con los elementos decorativos que más te gusten) de esa forma pones música, te relajas y comienzas a divertirte un rato.

  • Luego de las dos primeras semanas o el primer mes, si prefieres y aunque no te encuentres totalmente recuperada, planifica una salida con tu esposo o tu pareja una vez a la semana, pídele a tu mama o a tu suegra que se quede un par de horas con el bebé y de esta forma tendrás un rato para desconectarte y luego retornar a tu labor de madre con mucha más alegría.  Además de distraerte, ayudará a mantener a flote tu relación de pareja en momentos en que solemos descuidarla y ¡nada de eso!

  • En mi libro “Guía Practica para Mamas con Glamour”, encontrarás muchos más tips para aprender a sobrellevar las primeras semanas después del parto.  Si es tu primera vez, créeme, el tiempo pasa volando y si se trata del segundo hijo, ¡ni cuenta te vas a dar!  Lo importante es disfrutar hasta de aquello que te parece difícil, porque a menos que tengas un siguiente no volverás a tener un bebé en casa, ¡crecen volando!


Buena suerte y ya lo sabes, ¡cuentas conmigo siempre!


 


Rebeca Moreno


@RebekkaMoreno





¡Síguenos!


Visita



Copyright © 2012 - 2014 Esta de Boda. Todos los derechos reservados